Categoría: FMLN
Visto: 1139 Veces

Las autoridades del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), presentaron un aviso ante la Fiscalía General de la República (FGR), contra el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya por el posible cometimiento de los delitos de actos arbitrarios, incumplimiento de deberes, y malversación de recursos públicos.

“Este aviso que estamos presentando tiene que ver con tres aspectos relevantes sobre todo porque ya es reiterado, sistemático que miembros de este gobierno violenten permanentemente la Constitución y el resto de leyes específicas que garantizan no solo el marco de la estabilidad democrática, sino la garantía de los derechos individuales y colectivos de la familia salvadoreña”, manifestó Oscar Ortiz, secretario general del FMLN.

Junto a la secretaria nacional adjunta, Karina Sosa, Ortiz explicó la falta de transparencia de los fondos FODES a las 262 municipalidades se está convirtiendo en una crisis de carácter económico y social. El gobierno estaría cometiendo esos delitos al tener fondos, como afirmó el titular de la Corte de Cuentas luego de una auditoria, y no trasladarlos a las comunas.

“No puede por un capricho personal o por una decisión arbitraria un funcionario utilizar recursos que están definidos para un propósito o para un fin como es el hecho de que las municipalidades son parte del Estado y utilizan estos recursos sagrados para llevarle mayor beneficio para las comunidades a lo largo y ancho del país, no se les puede retener solo aduciendo que hay otras prioridades, las prioridades existen pero no puede ser que las determine de manera arbitraria, personal o caprichosa un funcionario público del Estado”, dijo.

Ortiz además señaló, “todo este aspecto de violación sistemática de la ley tiene que ver con un propósito más grande que sería incluso mucho más inaceptable, repudiable y sobretodo detestable en el marco de lo que estamos viviendo, estos hechos se estén llevando a cabo por un propósito estrictamente electorero, de tratar de ahogar a las municipalidades, de tratar de desprestigiar indirectamente a los gobernantes locales”, concluyó.