Categoría: FMLN
Visto: 1886 Veces

La Comisión Política del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), anunció que el Consejo Nacional aprobó, el 18 de enero pasado, el nuevo reglamento interno para las próximas elecciones internas. Lourdes Argueta, integrante de la Comisión Política, explicó que la nueva normativa da igualdad de condiciones a todos los militantes que deseen participar en los procesos internos de elección.

“Debemos reconocer que en nombre de la unidad del partido se instaló el llamado consenso, el cual se utilizaba a conveniencia para imponer decisiones y candidaturas de tal manera que las elecciones internas en nuestro partido eran concebidas más como un espacio para ir a ratificar, en muchos de los casos, candidaturas únicas anulando con ello no solamente la democracia interna sino también estancando el desarrollo político para el debate y la participación de muchos cuadros”, dijo Argueta.

La integrante de la CP explicó que, “hoy las bases tomarán la decisión de quienes nos representarán como candidatos en los comicios legislativos y municipales en febrero de 2021 y determinaran el orden de las posiciones y la configuración en la integración de las fórmulas entre candidatos a diputados propietarios y suplentes, el orden de los candidatos a diputados propietarios no condicionan ni determinan el orden de las posiciones de candidaturas a diputaciones; las diputaciones suplentes serán independientes y no en mancuerna, como era la norma en procesos anteriores”.

Argueta, además, expresó que, “las (directivas) departamentales y municipales no determinarán la configuración de las planillas de los Consejos Municipales, serán las bases que ahora sí determinarán por medio de su voto directo el orden de la representación a integrar la planilla de Consejos Municipales. Las famosas planillas B no quedarán a discrecionalidad de los directivos, sino que se respetará el orden que ha consecuencia de la votación la militancia determine”.

El nuevo reglamento interno además establece mecanismos para garantizar que se cumpla la cuota de jóvenes, que es 25 por ciento y mujeres de 35 por ciento que establecen los estatutos del FMLN, y se regula el voto asistido para evitar que una persona pueda suplantar el derecho de otro militante marcando la papeleta que no le corresponde.