Jul 15, 2019 7:07 PM

Luis Alvarenga: el ciberpopulismo como herramienta del neoliberalismo

Categoría: FMLN
Visto: 854 Veces

Comprender las dimensiones de términos como “populismo”, “contrasociedades” y otros, es necesario para reflexionar sobre el impacto del “Ciberpopulismo de derecha y la hegemonía neoliberal”, título de una investigación realizada por la Secretaría de Cultura del FMLN y el filósofo, Luis Alvarenga, presentada el día de ayer, en el Instituto de Ciencias Políticas del FMLN.

La investigación procura poner en el debate elementos que permitan visualizar y contrarrestar las causas que han generado un retroceso social, no solo en El Salvador sino en diferentes países de América Latina como Brasil y Argentina.

Entendiendo el populismo como un término que engloba diferentes manifestaciones políticas e ideológicas que suelen confundirse con demagogia, y que hoy por hoy también se vale del uso de las nuevas tecnologías de la información, es que Luis Alvarenga empleó el concepto de “ciberpopulismo” para visualizar los efectos de este fenómeno implementado por los grupos hegemónicos, quienes buscan aniquilar todo tipo de expresión de izquierda progresista.

En la investigación se señala cómo es que El Salvador ha sido una especie de laboratorio donde se construyó una figura política que apela al individualismo, caracterizado por las redes sociales; es decir un individuo con una “visión limitada del ser humano que se ve a sí mismo como el centro del mundo... el individuo consumista hacia el cual va dirigido los mensajes”, esto como resultado de la hegemonía cultural del neoliberalismo, afirmó Alvarenga.

Señaló que estas acciones también apelan a un pueblo cansado de la política tradicional y de los partidos políticos en general y por ello buscan algo “nuevo”, aunque en lo nuevo prevalece el vacío, dejando de lado el proyecto de emancipación colectiva y liberadora, y por el contrario, se continúa en la lógica neoliberal. Una muestra de ello fue la manera en que esta nueva figura se presentó y se potenció a través de las redes sociales, mostrándose “al gusto del consumidor y el consumidor se siente que está actuando, que está incidiendo... pero es una visión muy reducida del carácter de este sujeto”.

Además, se ha valido del uso de las tecnologías de la información para la guerra política, pues se ha evidenciado que el retroceso a la época de las dictaduras con un carácter reaccionario ha hecho uso de los datos que la población deja cuando navega por internet para crear perfiles y “cuadricularnos políticamente y para dirigir campañas políticas que peguen... la campaña política del actual gobierno tiene el carácter de una ofensiva de mercadeo, de estudio de los datos para saber cómo encantar a la población”.

Otros elementos en la construcción de la hegemonía neoliberal señalados por el intelectual es el proceso de desarticulación de las “contrasociedades anticapitalistas”, un concepto que se refiere a comunidades o grupos que se resisten al poder y a la cultura dominante, lo cual da cabida al desarrollo y éxito de proyectos neoliberales como el expuesto anteriormente; además, de no haber logrado que las personas beneficiarias de los programas sociales y políticas públicas que

estaban enfocadas en reducir las brechas de desigualdad pudieran trascender de una consciencia de beneficiario a una consciencia social de política.