Sep 15, 2019 2:35 AM

Carlos Sáenz: “Llegó la hora de poner a la juventud en el centro de las políticas públicas”

Categoría: Economía
Visto: 2761 Veces

“A pesar de todos los esfuerzos que venimos haciendo de desmontar esta situación históricamente construida y abrir caminos que permitan inclusión de los jóvenes en todos los ámbitos; todavía tenemos alrededor de 400 mil jóvenes, entre 16 y 29 años, que están excluidos de oportunidades educativas, y de oportunidades para una adecuada inserción económica. De estos 400 mil jóvenes, más de un tercio no tiene escolaridad mínima obligatoria, (…) también este es un país donde la mayoría de las 20 personas que mueren diariamente asesinas son jóvenes, y también son jóvenes la mayoría de personas que forman parte de estructuras criminales que cometen la mayoría de homicidios, extorsiones y robos que afligen a la sociedad salvadoreña. Pero también El Salvador es un país donde más de un millón de personas jóvenes luchan día a día por estudiar, por trabajar, por salir adelante, por aportar a su propia vida, a la de su familia y a la de su comunidad y a la del país”, así resumió Carlos Sáenz, director general de coordinación de gobierno y cooperación internacional de la Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia, la situación contrastante de la juventud salvadoreña, en el marco del Seminario Internacional sobre Inclusión Social y Juventud en América Latina y el Caribe.

Además reflexionó sobre la necesidad de abrir oportunidades y opciones de crecimiento y desarrollo a este sector de la población en medio de una sociedad económicamente desequilibrada, “este es un país donde 160 personas millonarias concentran una riqueza que equivale al 87 por ciento de la producción nacional; mientras, como sabemos, una mayoría gana salarios que no logran cubrir o que cubren al filo las necesidades más elementales de sobrevivencia”, aseguró.

Estas declaraciones del director de la Secretaría Técnica y de Planificación fueron brindadas en el marco de este seminario organizado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Organización Iberoamericana de Juventud (OIJ), con el apoyo de la Secretaría de Integración Social Centroamericana (SISCA).

El evento es parte del cierre del trabajo desarrollado por CEPAL desde 2013, a través del proyecto sobre Inclusión social de la juventud en contextos de creciente violencia e inseguridad. Este programa ha tendido como objetivo fortalecer la capacidad para promover la inclusión social efectiva de los jóvenes en los ambientes violentos e inseguros de los países de la región latinoamericana, el Caribe y especialmente en Centroamérica. “Cuando la CEPAL plantea un evento para discutir sobre inclusión de la juventud, tenemos que hablar de la inclusión de la juventud en el plano de la justicia estructural, en el plano de la transformación y de la construcción de nuevos caminos y nuevos modelos que nos permitan encontrar soluciones a problemas viejos, con respuestas nuevas”, sostuvo.

Carlos Sáenz manifestó que en el Gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén hay el convencimiento que ha llegado la hora de poner a la juventud en el centro de las políticas públicas y, para ello, dentro del Plan Quinquenal de Desarrollo 2014-2019, están contemplados una serie de programas y proyectos estratégicos, tendientes apoyar el desarrollo de la juventud, además agregó: “(…) se establecieron tres prioridades estratégicas: el empleo productivo, generado a través de un modelo económico sostenido; la educación con inclusión y equidad social; y la seguridad ciudadana efectiva. En el centro de esas tres prioridades, sin duda alguna, está la juventud (…). Por ello, nuestro gobierno está poniendo en marcha una serie de programas y políticas, tanto sociales como económicas, orientadas a impulsar a las juventudes y a ofrecer oportunidades educativas, de inserción económica y de vida digna”, manifestó.

El funcionario adelantó que enero del próximo año se iniciará la implementación del programa de empleo y empleabilidad para la juventud, con el propósito de ofrecer asistencia personalizada mediante el acompañamiento de tutores, formación de habilidades para la vida y el trabajo, formación profesional, facilidades para la reinserción educativa, así como intermediación y orientación laboral, acceso a pasantías y acompañamiento, y capital inicial para el desarrollo de sus ideas de negocios, entre otros servicios. “Estamos seguros y entusiasmados porque este programa va a aportar condiciones para que miles de jóvenes que ahora no tienen esperanzas o que tienen muy pocas esperanzas construyan dinámicas positivas y productivas de vida, y de trabajo”, concluyó el director.

En el seminario internacional sobre inclusión social y juventud también participaron el ministro de Gobernación y Desarrollo Territorial, Arístides Valencia; el ministro de Educación, Carlos Canjura; la secretaria de Integración Social Centroamericana, Ana Hazel Escrich; el director del Instituto de la Juventud de España y presidente de la Organización Iberoamericana de Juventud, Rubén Urosa Sánchez; la directora de la División Social de CEPAL, Daniela Trucco; y el coordinador de investigaciones de CEPAL-México, Pablo Yanes.