Sep 15, 2019 2:29 AM

Compras locales un beneficio para estudiantes y productores

Categoría: Educación
Visto: 1649 Veces

Un total de 30 mil estudiantes de 77 centros escolares de Ahuachapán, Sonsonate y Usulután se benefician con el Proyecto de Compras Locales, el cual consiste en la adquisición semanal de frutas, verduras, hortalizas y huevo a agricultores y cooperativistas de las localidades.

Este proyecto contribuye al fortalecimiento del refrigerio escolar que se entrega como parte del Programa de Alimentación y Salud Escolar (PASE), asimismo favorece al desarrollo económico de los municipios en donde se implementa.

Manuel Contreras se dedica a la agricultura en el municipio de San Lorenzo, departamento de Ahuachapán y provee de productos como tomate, pepino, yuca y rábano al Instituto Nacional de San Lorenzo.

El Agricultor mencionó que «la ventaja es que tenemos segura una demanda o un porcentaje de nuestra cosecha (…) el precio al que se vende, es un beneficio, porque se vende directamente; con intermediarios se gana menos», resaltó.

Contreras manifestó además que tiene un año de estar trabajando con el Proyecto, tiempo desde el cual, por ejemplo, vende un promedio de 15 cajas de tomates y 1,500 pepinos semanales, además de otros productos.

Alma Yanira Herrera de Cooperativa Las Bromas, municipio Atiquizaya en el mismo departamento, coincide con respecto al beneficio de las Compras Locales. «Nosotras nos hemos desarrollado (…) antes costaba vender, y esto es una forma de como uno puede vender a un precio justo», declaró.

Cooperativa Las Bromas provee a 16 escuelas de Atiquizaya, recibiendo un ingreso semanal promedio de $300 por la venta de cebollín, mora, ejote, rábano, tomates, ayote, pepino, yuca y plátano, entre otros productos.

Los productores reciben pago contra entrega de sus productos; según mencionó el gerente del PASE, Leonardo Quiroa, «el MINED, en lugar de hacer una compra centralizada, como hacemos con los demás productos, en este caso el fondo llega a la escuela, y la escuela hace procesos de competencia a nivel local para abastecerse de los productos», acotó.

Los directores de los centros escolares son los encargados de extender a cada proveedor su respectivo cheque, por el valor total de la compra; pero además se articula en cada escuela un Comité de Compras Escolares, el cual está integrado por madres, padres de familia, estudiantes y maestros.

Kevin Beltrán, estudiante de primer año de bachillerato del I.N. de San Lorenzo, forma parte de dicho Comité y comentó acerca de su labor, «nosotros nos aseguramos de que los productos vengan en buen estado, que no estén maltratados», manifestó.

El estudiante resaltó además los beneficios de recibir el refrigerio escolar, sobre todo, enriquecido gracias a las Compas Locales, «es algo que nos beneficia a todos (…) los alimentos nos ayudan para que podamos recibir las clases de una manera más centrada», recalcó.

Combinando los productos del PASE (arroz, frijol, azúcar, bebida fortificada, leche líquida, leche en polvo y aceite), con los adquiridos gracias a las Compras, las madres de familia preparan al estudiantado un menú de 10 platillos base, que pueden combinarse para obtener un refrigerio diferente.

Entre estas preparaciones se encuentran: pasteles con mora rellenos de frijoles, acompañados de una ensalada de pepino, rábano, tomate y cilantro.

Además, arroz con mora, arroz chino (con huevo), sopa de frijoles con yuca y ayote, huevo con ejote, tomate y cebollín, entre otros. Asimismo, se brinda al estudiantado una porción de frutas o licuados de frutas para completar el refrigerio.

Otro componente que contribuye al fortalecimiento del PASE son los Huertos Escolares, el cual sirve principalmente como herramienta pedagógica, y proporciona insumos como cilantro, tomate, pepino, rábano, repollo y berenjenas, entre otros, beneficiando a 700 escuelas a nivel nacional, con una inversión de $500, 000.

El Proyecto es impulsado por el Ministerio de Educación (MINED) con asistencia técnica de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), y con el apoyo de los Ministerios de Agricultura y Ganadería, Salud, Economía; Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (CENTA), entre otros.

El PASE atiende al 100 % de la matrícula nacional con la distribución de 9,300 toneladas métricas anuales de alimento, con una inversión de $30.9 millones.