Nov 20, 2018 8:52 PM

FMLN y el pueblo deben trabajar unidos para evitar que la oligarquía vuelva a gobernar el país

Categoría: XXXV Convención
Visto: 1885 Veces

La importancia de lograr un tercer gobierno del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), para no retroceder en los avances obtenidos durante los dos Gobiernos del Cambio fue destacada por el Secretario General, Medardo González en el marco de la XXXV Convención Nacional Extraordinaria “Defendiendo lo conquistado avancemos a más victorias”.

El máximo representante de la izquierda de El Salvador, afirmó que el FMLN ganará las próximas elecciones presidenciales, pero es necesario que la militancia trabaje arduamente junto al pueblo porque la oligarquía hará todo lo que esté a su alcance para evitarlo. “Hacemos el más amplio llamado a aquellos que como nosotros, entienden el desastre que significaría para El Salvador la restauración neoliberal y dictatorial que representaría el retorno del partido de los oligarcas al Gobierno”, expresó durante su mensaje central.

En esta XXXV Convención Nacional Extraordinaria, el líder del FMLN se reiteró el llamado a todos los que quieren un futuro mejor para el país, a seguir trabajando en la profundización de los cambios durante el tercer gobierno de izquierda. “Los próximos pasos de Hugo deben ser más acelerados, más profundos, más implacables contra todo tipo de negligencia y maltrato hacia nuestra población”, afirmó González.

El dirigente del FMLN, además denunció la amenaza que existe de la privatización del agua, la cual es promovida por la derecha, por lo que llamó al pueblo a cerrar filas en esta lucha. “Tenemos el reto de lograr que se apruebe una Ley de Aguas donde la rectoría la tenga el Estado, una ley sin signos privatizadores; esto lo lograremos articulándonos, como hasta hoy con un fuerte movimiento popular y social en defensa del agua”, explicó. González, al tiempo que aprovechó para felicitar a la Universidad de El Salvador, Iglesia Católica y otras iglesias y sectores del país que se han pronunciado contra la privatización de este recurso que es esencial para la vida.