Ago 18, 2018 10:05 AM

La Derecha quiere convertir el agua en mercancía

Categoría: Política
Visto: 2988 Veces

Los diputados de derecha que integran la Comisión de Medio Ambiente de la Asamblea Legislativa, valiéndose de su mayoría empezaron a trabajar en la “Ley Integral de Agua”, la semana pasada; el viceministro de Medio Ambiente, Ángel Ibarra calificó de desmesurada la decisión de los parlamentarios de Arena y el resto de partidos de derecha, de tomar como base la propuesta presentada por la Asociación de la Empresa Privada (ANEP).

Ibarra dijo que los parlamentarios de derecha de esa comisión se niegan a recibir a representantes de la Iglesia Católica y del Foro del Agua, que colaboraron a redactar 92 artículos que serían parte de la Ley de Agua. “Invalidaron 92 artículos que se habían aprobado en las legislaturas pasadas y solo valida cinco orientados a una visión donde la Autoridad Nacional del Agua hace a un lado a entidades públicas y propone una Autoridad Nacional del Agua con cinco miembros; dos de ANEP, dos de COMURES, y uno que viene nombrado por el presidente, castra al Estado, al gobierno de hacerse cargo de la gestión pública”, manifestó.

Para el funcionario, los diputados de derecha han recibido un encargo de los grupos empresariales. “La derecha quiere convertir el agua en una vulgar mercancía, el pueblo salvadoreño no va a permitir que la gestión del agua se privatice, el pueblo salvadoreño quiere proteger el agua en función de mejorar la calidad de vida de la gente y por eso estamos trabajando en el Ministerio (de Medio Ambiente), hemos mejorado la calidad del agua, pero necesitamos mayor inversión pública”, afirmó.

En el programa De Frente a las 7:30 que se transmite por radio Maya Visión y es responsabilidad de la Secretaría de Comunicaciones del FMLN, Ibarra destacó que “este país necesita una Ley General de Agua que garantice el derecho humano al agua, que le de sustentabilidad, que promueva la participación de la gente, pero la gente no es la cúpula de la ANEP, quienes entre otras cosas no quieren pagar por tratar las aguas que ellos mismos contaminan”. El viceministro de Medio Ambiente además hizo un llamado al pueblo a defender en las calles el derecho humano al agua.