Nov 19, 2017 8:12 AM

Monseñor Romero se encarnó en la historia del país

Categoría: FMLN
Visto: 2786 Veces

A 37 años del martirio de Monseñor Oscar Arnulfo Romero, su pensamiento sigue vigente; Efrén Reyes de la Secretaría de Asuntos Religiosos del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, expresó que actualmente hay un rescate de la memoria y obra de Monseñor Romero.

Reyes manifestó en el programa De Frente a las 7:30 de radio Maya Visión, el cual es un esfuerzo de la Secretaría de Comunicaciones del FMLN, que durante las diferentes actividades por la conmemoración del martirio del pastor, participaron cientos de jóvenes. “Ellos solo han escuchado de sus padres o les han leído libros, o alguien les ha explicado algo en algún evento (sobre la vida y obra de Monseñor Romero); lo que más me gusta es que hay un rescate de la memoria de Monseñor Romero, porque Monseñor Romero fue prohibido, casi proscrito porque nos decían que hablar de él iba a entorpecer su proceso de canonización”, dijo.

Para el integrante de la Secretaría de Asuntos Religiosos, Monseñor Romero fue un luchador de la verdad y la justicia, un líder que durante su ministerio pastoral y luego de su sacrificio fue respetado, admirado y amado por su pueblo. “A Monseñor Romero debemos verlo siempre encarnado en la historia, porque él pudo desarrollar su ministerio desde su escritorio en Catedral, pero no; él caminaba por la línea férrea, en los penales, en las comunidades recogiendo muertos, acompañando el dolor de la gente, es el profeta porque denunciaba la injusticia, el pecado y anunciaba la esperanza de la salvación y la liberación”, afirmó.

Monseñor Romero le pertenece al pueblo, no solamente a los fieles católicos porque trasciende las fronteras religiosas y territoriales, es conocido y amado en todo el mundo, destacó Reyes. “El FMLN es un instituto político que se identifica con la justicia y la verdad porque surgió sobre esta base; nuestro arraigo con los pobres y la lucha por la verdad, estas dos características nos acercan a Monseñor Romero”, concluyó.