Oct 20, 2017 9:22 PM

Mujeres deben celebrar logros obtenidos y prepararse para seguir en la lucha

Categoría: FMLN
Visto: 2724 Veces

Los Acuerdos de Paz no solo llevaron al desarrollo de la democracia y al fortalecimiento del trabajo en la defensa de los derechos humanos, también abrieron espacios para que las mujeres se transformaran. Lorena Peña, vicepresidenta de la Asamblea Legislativa y Presidenta de la Federación Democrática Internacional de Mujeres (FEDIM), explicó que desde entonces se han creado las bases para una política pública más certera para el desarrollo de la mujer.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, la diputada del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, expresó que los Acuerdos de Paz abrieron el espacio político para que emergiera una plataforma para las mujeres que sigue vigente. “Mujeres 94 es hija de los Acuerdos de Paz y es el gran movimiento que se generó inmediatamente que firmamos la paz, para plantear una plataforma estratégica que sigue vigente; son 14 puntos que tiene esta plataforma y que es un consenso de más de cien organizaciones de mujeres que solo fue posible en el marco del proceso democrático abierto por los Acuerdos de Paz”, dijo.

Durante el programa de la Secretaría de Comunicaciones del FMLN, De Frente a las 7:30, de radio Maya Visión, Peña manifestó que se debe seguir en la lucha por los derechos de las mujeres. “Debemos celebrar los logros obtenidos y prepararnos porque esto nos da fuerza para seguir en la lucha; hay que celebrar, hay que conmemorar y hay que honrar también la memoria de las que se fueron antes, de las que se nos adelantaron pero nos abrieron el camino para disfrutar de lo que ya hemos logrado”, afirmó.

Para la también Secretaria Nacional de Cultura del FMLN e integrante de la Comisión Política del partido, las mujeres tienen muchos retos que afrontar a nivel mundial. “En la Federación Democrática de Mujeres tengo el desafío, y lo tenemos todas, de lograr articular la lucha de la organización de mujeres de la FEDIM que están en los cinco continentes para lograr por un lado la paz, el desarrollo, la autodeterminación por el desarrollo de los pueblos; y por otra parte, combinado con eso, la autodeterminación de nosotras las mujeres, de nuestras vidas, de nuestros cuerpos, la igualdad entre hombres y mujeres y la plena realización de nuestros derechos civiles, económicos, políticos y sociales”, finalizó.