Mar 28, 2017 11:24 PM

El espíritu de lucha de Farabundo Martí vive en el pueblo salvadoreño

Categoría: FMLN
Visto: 14468 Veces

La mañana del 1 de febrero de 1932, fueron fusilaron en los alrededores del cementerio General de San Salvador los revolucionarios Mario Zapata, Alfonso Luna y Farabundo Martí. 85 años después, la gesta heroica de los mártires caídos en la insurrección fue recordada por la Comisión Política del FMLN, el Consejo Nacional, alcaldes del FMLN, militancia y representantes de países del ALBA, con un acto conmemorativo en el mismo lugar donde fueron fusilados.

Medardo González, Secretario general del FMLN manifestó que la lucha de Zapata, Luna y Martí no debe ser olvidada. “Los declararon dirigentes de la insurrección de 1932, el levantamiento político-militar principalmente del campesinado pobre de nuestro país, del occidente, de la zona central y paracentral del país, había comenzado el 22 de enero; el campesinado salvadoreño había llegado a la conclusión de que podían derrocar al ejército enemigo, asaltar al poder y construir un nuevo país. Por eso los fusilaron, no fue por cualquier cosa”, afirmó.

El dirigente del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, recordó que el partido lleva el nombre de “quien representaba de una manera más auténtica la lucha del pueblo salvadoreño y quien nos iba a dar continuidad a nosotros, es decir al pueblo, es precisamente el nombre de Farabundo Martí, el revolucionario”, dijo.

Miguel Mármol integrante de la Secretaría de Memoria Histórica del FMLN, expresó que el espíritu combativo, de lucha que nos legaron los compañeros, sigue vivo. “El legado de estos compañeros, la memoria y el espíritu de lucha que nos inculcaron ahora a las generaciones de salvadoreños y que logramos cosechar con toda la lucha que se ha hecho y que se gestado; ahora nos toca enfrentar nuevos avatares”, afirmó.

Para la juventud del FMLN, Farabundo Martí es un ejemplo de compromiso y de lucha revolucionaria. “Hablar de Farabundo Martí, para nosotros los jóvenes, requiere de un gran compromiso histórico que reafirmamos día a día; Farabundo Martí fue un hombre que nos deja un legado, un compromiso permanente de estudiar y más allá de estudiar, formarnos en los ideales en los que Farabundo Martí se formó”, aseguró.