Sep 24, 2018 8:10 PM

El golpe contra el gobierno de Nicaragua no es por sus errores, es por sus logros

Categoría: Internacionales
Visto: 736 Veces

La ola de violencia que sufre Nicaragua que ha dejado muertos y heridos se debe a la pretensión de la oposición de desmontar al gobierno por la fuerza y ejecutar un golpe de Estado, explicó la embajadora de Nicaragua en El Salvador, Gilda Bolt. Las protestas comenzaron el 18 de abril, luego de que el gobierno de Daniel Ortega diera a conocer una reforma al sistema de pensiones que finalmente fue retirada, pero las protestas violentas siguieron.

(La oposición)“No ha estado con voluntad política para negociar y ha hecho todas estas acciones que se han desbordado, para presionar sobre esa agenda que ellos tienen pero no es la agenda del diálogo, la agenda del diálogo para el gobierno de Nicaragua, sí es una agenda de democratización que además, ya se venía trabajando desde hace año y medio con la Organización de Estados Americanos; además, la oposición obviamente lo que pretendía el 4 y 5 de junio en la Asamblea General de la OEA, era criminalizar al gobierno del presidente (Daniel) Ortega”, afirmó.

La diplomática lamentó la ola de desinformación que mantienen los medios de comunicación de la derecha, que acusan al gobierno del presidente Daniel Ortega, de reprimir a los manifestantes. “Si las acciones fueran del Frente Sandinista y de la Juventud Sandinista, ¿a quien se le ocurre que nosotros vamos a atacar nuestros propios edificios del Estado?, que vamos a atacar nuestras instancias de la policía, que vamos a afectar nuestros propios hospitales, eso es irracional y no tiene ninguna argumentación; eso es lo que ha estado pasando desde que se terminaron las marchas pacíficas, que la última fue el 30 de mayo, donde se utilizaron los grupos que se quedaban haciendo caos”, dijo.

Bolt, expresó que “la situación de crisis interna tiene un marco regional y latinoamericano, un marco de una visión para crear países en caos que permita hacer a otras fuerzas externas lo que se quiera de nuestros países; el tema de Nicaragua es un golpe y me niego a seguir diciendo que es un golpe suave, es muy violento, este golpe sencillamente no es por los errores del gobierno, sino por los éxitos del gobierno de Nicaragua, es por tener éxitos de estabilidad, de crecimiento”. La representante de Nicaragua en el país, destacó que el presidente Ortega ha mostrado su disposición al diálogo para evitar más actos violentos.