May 24, 2017 7:19 PM

República Bolivariana de Venezuela condena agresión imperialista contra su vicepresidente

Categoría: Internacionales
Visto: 2289 Veces

El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, rechazó y condenó las sanciones impuestas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos contra el vicepresidente, Tareck El Aissami. Washington incluyó al funcionario en una lista negra por supuesto narcotráfico.

Entre las medidas impuestas por el Departamento del Tesoro, figuran anular la visa del vicepresidente, confiscar propiedades y la prohibición de realizar transacciones financieras o comerciales con instituciones estadounidenses. Mediante un comunicado el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela condenó la agresión contra El Aissami.

En el escrito se destaca que el vicepresidente es un prominente experto criminólogo, reconocido por su destacada gestión al frente de la seguridad ciudadana durante la presidencia del Comandante Hugo Chávez. “Constituyen además una infamia contra una altísima autoridad del Estado y constituye sin duda alguna un falso positivo contra un venezolano decente y digno, cuyas acusaciones en su contra no encuentran sustento alguno en la realidad, conforman una mentira grotesca a las que acostumbra recurrir el Imperio norteamericano para agredir, y forman parte de un entramado internacional para atentar contra una alta investidura y enervar el ejercicio de sus funciones”, se lee en el comunicado.

Denuncia también la pretendida extra-territorialidad que intenta asumir el Departamento del Tesoro. “La agencia estadounidense, que pretende regir más allá de su ámbito territorial, actúa impunemente de la mano con la DEA, conocida ampliamente por su descarada contribución a la producción y tráfico de drogas con los carteles más connotados del narcotráfico colombiano y del mundo. Desde la culminación de las relaciones con la DEA en el año 2005, Venezuela ha logrado incautar un promedio anual de 55,7 toneladas de droga, incrementando su eficiencia en un 60 por ciento, razón por la cual la Organización de las Naciones Unidas (ONU) nos ha reconocido por ser uno de los seis países de mayor confiscación de estupefacientes en el mundo, y libre de cultivos ilícitos en el territorio nacional”, afirma.

En el mensaje, el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela afirma que esa nación hermana es un pueblo de paz, amante de los principios de autodeterminación y respeto a la soberanía, apegados al orden y al derecho internacional y, con la misma determinación de defensa de estos valores, no admitirá ataques. “No hemos tolerado, ni toleraremos agresión alguna contra nuestro suelo, contra nuestro derecho a ser libres, ni contra ningún hermano nacido en esta tierra de hombres y mujeres dignos y herederos de la gloria de Simón Bolívar y Hugo Chávez”, advierte el comunicado.