Jul 22, 2017 6:51 PM

CENTA proporciona Asistencia Técnica en la Agricultura Agroecológica en Tacuba

Categoría: Agricultura
Visto: 1348 Veces

Seis productores del cantón El Níspero, caserío Las Pozas, del municipio de Tacuba, departamento de Ahuachapán, a través de una gira de campo, compartieron los beneficios de producir hortalizas agroecológicamente, con el apoyo de la agencia de extensión del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal Enrique Álvarez Córdova (CENTA) en Tacuba.

Durante la actividad, a la que asistieron 30 productores, dieron a conocer las tecnologías agroecológicas que se están practicando en la zona en la producción de hortalizas con el propósito de mostrar y concientizar a los productores sobre la importancia del uso de alternativas orgánicas en el manejo adecuado de los cultivos, que contribuyen a contaminar menos los recursos naturales como el suelo y el agua.

Uno de los beneficios obtenidos por este grupo de productores al manejar agroecológicamente sus cultivos es que a partir del semestre pasado iniciaron negociaciones con el Ministerio de Educación (MINED), a través del proyecto Fortalecimiento a la Alimentación Escolar, y desde entonces son los encargados de abastecer de hortalizas y frutas a dos centros escolares de la zona, lo que les ha permitido tener ingresos permanentes y los ha motivado a diversificar, escalonar sus sistemas de producción y seguir investigando otras alternativas agroecológicas.

“Como CENTA estamos fortaleciendo la agricultora agroecológica; estamos trabajando mucho en el manejo de plagas con repelentes orgánicos, nutrición foliar a partir de plantas naturales, usos de abonos orgánicos tipo bocashi, M-5, caldo bordelés, caldo sulfocálcico, entre otros”, dijo José Eduardo Rodríguez, jefe de agencia del CENTA en Tacuba.

Todas estas tecnologías son utilizadas en la producción de hortalizas, establecidas ya sea a campo abierto o en microtúneles, macrotúneles o invernaderos.

Agregó:“También estamos trabajando en la protección del recurso suelo, cobertura de rastrojos, obras y prácticas de conservación de suelos, protección de fuentes de agua, programación de riego y enfoque de microcuencas hidrográficas”.

Las dos escuelas a las que les proveen las hortalizas son el Centro Escolar José Martí y el Centro Escolar El Níspero, que suman más de 1300 estudiantes.

Rodríguez señala también que uno de los requisitos que pide el MINED es que el productor esté capacitado con buenas prácticas agrícolas y de manufactura. “Estamos llevando alimentos a niños escolares, no podemos llevar alimentos contaminados, por ello tenemos que buscar alternativas para que el producto que se está entregando en las escuelas sea de alta calidad y libre de residuos químicos”.

Carlos Alfredo Suriano Joaquín, en representación del grupo, agradeció por las tecnologías que les han enseñado. “Gracias al CENTA hemos aprendido a escalonar las siembras a sembrar chile dulce, cebollín, mora, tomate, todo lo que demandan en la escuela; además, en el centro de acopio nos han enseñado a clasificar el producto”.

Según sus cálculos el año pasado entregaban semanalmente a los dos centros escolares un promedio de: 152 libras (lb) de mora, 187 lb de tomate, 70 lb de chile, 60 lb de cebollín, 189 lb de ayote, 50 lb de ejotes, y 1,177 unidades de plátanos o guineos.

Asegura que gracias al apoyo del CENTA continúan con el escalonamiento de sus cultivos y para este año ya están en capacidad de poder atender dos escuelas más.

Producir hortalizas sanas les ha permitido articular negocios con el MINED, principal comprador.

Con estas acciones el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), a través del CENTA, está trabajando por dar cumplimiento a uno de los ejes estratégicos plasmados en el Plan Quinquenal de Desarrollo 2014 – 2019, el Fortalecimiento de los niveles de Soberanía y Seguridad Alimentaria de la población.

Fuente: División - Prensa CENTA