May 24, 2017 7:18 PM

FMLN condena golpe de estado contra presidenta Dilma Roussef en Brasil

Categoría: Comunicados
Visto: 613 Veces

bandera200x130

El Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, FMLN, rechaza y condena de la forma más enérgica y categórica la destitución de la legítima presidenta de Brasil, compañera Dilma Rousseff.

Se ha consumado un golpe de Estado contra la voluntad del pueblo brasilero y contra su legítima gobernante. Es un retroceso antidemocrático, diseñado y dirigido por oscuros sectores de la oligarquía local, enquistados en el parlamento y el poder judicial, en complicidad con los grandes medios de comunicación de la derecha.

Con el vergonzoso voto de 61 senadores se ha puesto en escena una parodia institucional para destituir a la presidenta Dilma Rousseff. Jamás perdonaron que los gobiernos del PT hayan sacado de la pobreza más extrema a millones de personas en el campo y la ciudad, y hayan implementado cambios estructurales con participación de las mayorías hasta entonces marginadas.

Los enemigos de la democracia han dado una señal inequívoca de su intención de controlar el poder político absoluto por la vía parlamentaria, jurídica e institucional, retornando al querido pueblo de Brasil a los más oscuros años de las dictaduras, que ese mismo pueblo supo derrotar.

La irresponsable actitud de la derecha y sus partidos pone hoy en peligro la estabilidad regional y los enormes avances hacia la integración continental, del cual tanto el ex presidente Lula como la presidenta Rousseff fueron dignos y firmes impulsores.

A la vez que denunciamos y rechazamos este golpe de Estado nos solidarizamos con la presidenta Dilma y con su pueblo el cual, estamos convencidos, sabrá dar justa respuesta a esta traición. Más temprano que tarde el pueblo de Brasil devolverá con su lucha la dignidad a ese gobierno que hoy usurpan quienes jamás lo merecieron ni lo ganaron por la voluntad popular.

Reiteramos nuestra solidaridad con el PT, con la presidenta Dilma y con todo el pueblo de Brasil. Asimismo, hacemos votos porque la democracia verdadera y popular encuentre de nuevo sus caminos naturales para garantizar a las grandes mayorías un gobierno justo y equitativo, tal como lo estaba llevando adelante la compañera Rousseff.

Comisión Política

San Salvador, 31 de agosto de 2016